← volver al listado

Prensa

La famosa Feria Eurochocolate-Roma 2002 deleitó a niños y adultos

El Universal - Caracas
12-03-2002 12:00:00 a.m.

Sin duda es la más irresistible de las tentaciones de gula, un regalo que significa amor y un sabroso consuelo para la depresión, rey absoluto de la repostería universal, ostenta además una cualidad que aumenta su fascinación, es la síntesis cultural entre Europa y el Nuevo Mundo mejor conocida y más gustada por todos los públicos: el chocolate.Desde que llegó proveniente de los trópicos americanos, el fruto del cacao causó admiración en las capitales europeas, donde con el pasar de los años sofisticaron su elaboración convirtiéndose en expertos del chocolate. Italia está entre los cuatro principales productores y entre sus chocolateros de más prestigio la opinión generalizada es que el cacao venezolano es el mejor del mundo y para asegurarse la materia prima rivalizan franceses e italianos. Se sabe que los italianos son golosos, pero el mayor consumo de chocolate en el país está en Roma, donde se realizó la feria Eurochocolate, que tradicionalmente se celebra en Perugia.

Alimento de los dioses Una exposición de 150 firmas chocolateras italianas y europeas tomó posesión de las terrazas del Pincio, los jardines en inmediaciones de la célebre Villa Borghese, donde presentaron sus productos, organizaron conferencias, desfiles de modas, cursillos. Por su parte la Embajada de Venezuela patrocinó una exposición fotográfica sobre 'Las mujeres del cacao' de Jesús Ochoa, Premio Andrés Mata (séptima edición), en la que muestra el trabajo de las mujeres en las plantaciones cacaoteras de Chuao. El artista venezolano, a través de su máquina fotográfica, recoge varios momentos bellamente plasmados en sepia de la recolección, secado y elaboración artesanal del cacao, en un ambiente que parece haberse quedado detenido en el tiempo, donde no ha intervenido la tecnología moderna. Siendo el cacao de Chuao el mejor del mundo le fue concedida, por primera vez en Venezuela, la Denominación de Origen, el famoso DOC por el que tanto luchan los productores de vinos, quesos y otros alimentos de gran importancia en los países de la Unión Europea. Además de la exposición fotográfica, el embajador Fernando Gerbasi organizó degustaciones de chocolates italianos de firmas consideradas de la más alta calidad y que sólo se consiguen en lugares exclusivos, producidos con diversos tipos de cacao venezolano: Chuao, Criollo, Trinidad y Porcelana.

Dulce es la vida En la otrora famosa Via Veneto, escenario de la 'Dolce vita' de Fellini, la vida parece seguir siendo dulce, al menos juzgando por las conferencias que Eurochocolate-Roma 2002 presentó: 'todas las tabletas conducen a Roma', donde se informó que la capital es la mayor consumidora de chocolate. 'El huevo está de moda', obviamente referida al tradicional huevo de chocolate de Pascua, donde se exhibieron 20 ejemplares 'vestidos' por grandes diseñadores, que serán subastados para recoger fondos destinados a obras humanitarias; y 'Chocolate es mujer', revelación de anécdotas curiosas y chismes 'históricos' que demuestran cómo desde la llegada del cacao en Europa el sexo femenino ha establecido una relación especial con ese obscuro objeto de la gula, un psicólogo y un nutricionista explicaron qué se oculta detrás de esta dulce predilección. También se dio un curso en la 'Chocoescuela' destinado a los niños, donde se enseñó el 'ABC' del sabroso producto. Para los adultos, en cambio, se transmitieron las artes necesarias para elaborar 'pralines', tortas, 'tartufos' y demás dulces realizados con base en el chocolate y se organizó un concurso para premiar a la mejor sacher, llamado irónicamente 'Sacher Impero Romano', cuyo premio es un viaje para dos personas a Viena, cuna de la famosa torta.

ELIANA LOZA SCHIANO

← volver al listado